viernes, 12 de diciembre de 2008

La Edición Sibelius de BIS

Hoy les introduciremos al proyecto discográfico más importante del mundo sibeliano, la Sibelius Edition del sello BIS, que dirige el Robert Bahr (bisnieto de uno de sus primeros editores, Karl Fredrik Wasenius), fruto de una larga relación de grabaciones discográficas del compositor. En sus propias palabras:


Desde que fundé BIS en 1973, tuve el sueño de grabar «cada nota que hubiera escrito» Sibelius: uno de los grandes tesoros de la historia de la música.


Aunque el proyecto en sí no tomó forma hasta 1986, con la llegada de Andrew Barnett, lo cierto es que ya a finales de los 70 el pianista y biógrafo de Sibelius Erik. T. Tawaststjerna, había comenzado a grabar una "integral" para piano (que dejaba fuera las obras no publicadas y las versiones), referencia durante muchos años para los sibelianos. También en 1982, con motivo de los 25 años de la muerte del compositor, el estonio Neeme Järvi inicia una serie de registros de las sinfonías y poemas sinfónicos, que también se convierten en importantes baluartes de la causa del músico finés.

Ese mismo año del aniversario se produce un nuevo hecho trascendental: la familia Sibelius dona a la Universidad de Helsinki cientos de manuscritos del compositor, conteniendo desde pequeños esbozos hasta obras hasta entonces desconocidas.

Tras la muerte de Sibelius, su familia había negado la existencia de partituras aparte de algún que otro apunte. Sin duda esta actitud correspondía al propio sentido autocrítico del músico, avergonzado de su obra de juventud y de muchas de sus obras inacabadas. Desde luego se habría horrorizado (y después sorprendido) de comprobar cómo hasta los compases más ínfimos de su pluma se están grabando con gran complacencia de musicólogos y melómanos...

Esa donación de manuscritos (que llevan la signatura de la Universidad, "HUL" - Helsinki University Library -), y el propio aniversario animaron mucho el resurgir de Jean Sibelius, pero ya hablaremos de eso en alguna otra ocasión. Volviendo a 1986, el proyecto de BIS se inicia su andadura bajo los auspicios de Bahr y Barnett, que contarán a lo largo de los años con el citado biógrafo Erik T. Tawaststjerna, Fabian Dahlström - responsable del catálogo del autor y de la edición completa en partitura de Breitkopf & Härtel, y el pianista Folke Gräsbeck, quien ha extraído y estudiado de forma impresionante la música de estudiante, y diversos fragmentos y versiones de su madurez - todos estos nombres serán pronto familiares para los lectores habituales del blog -.

En un 1989 se produce un gran avance en la cualidad de la edición discográfica con la incorporación de Osmo Vänskä y una grabación inaudita: la versión original del Concierto para Violín opus 47 (1903-04), que desde hacía 7 años era un privilegio sólo de los estudiosos. Lejos de lo que a priori podría pensarse, el público y la crítica muestran un gran interés por esa versión original, y el disco (BIS CD-500) es record de ventas. Por supuesto a ello habría que añadirle la gran calidad de la interpretación de Vänskä (que aún tendría que elevar mucho más su maestría), la de su orquesta, la Sinfonia Lahti, y la del violinista Leonidas Kakavos.

Este éxito anima la integral en dos vertientes: la especialización de los intérpretes y la exhaustividad en la grabación del catálogo sibeliano. Respecto a los intérpretes se produce el desplazamiento de Vänskä en la música orquestal, quien regrabará gran parte de lo ya acometido por Järvi. Vänskä impone un nueva estilización en la ejecución de las obras, refinado, romántico en el espíritu, moderno en el sonido, adaptándose como un guante a las propias notas de Sibelius, y devolviendo las composiciones al contexto estilístico e interpretativo en el que fueron concebidas por su autor esas obras.

Por otra parte la exhaustividad con la que se aborda el proyecto es sorprendente. Todos conocemos que una "edición discográfica completa" jamás lo es en último término, en especial en los grandes sellos: siempre se abandonan diferentes versiones, arreglos propios, fragmentos, esbozos e incluso alguna que otra obra por considerarse "minúscula". Pero en el caso de la Sibelius Edition esto no es cierto ya que, cuando finalice la edición, quedarán registradas absolutamente todas las obras disponibles.

La unión de interpretación, la exhaustividad y el renovado interés del público forman de nuevo el cóctel del éxito con dos grabaciones de Vänskä del año 1996: las versiones originales de la Quinta Sinfonía opus 82 y de En saga opus 9 por un lado, y el poema sinfónico inédito "La ninfa del bosque" opus 15, la música de escena para "Cisne blanco" opus 54 y otras obras por otro lado. Estos discos recogen numerosas críticas favorables y se venden de nuevo excelentemente. Los expertos se sorprenden de este hecho, y comienza una reivindicación del por mucho denostado Jean Sibelius.

En 1999 Folke Gräsbeck, junto con el violinista (y concertino habitual de la Sinfonia Lahti) Jaako Kuusisto, abre otro nuevo frente con comienzo de los registro con la música de estudiante. Como decíamos, estas obras, aún vacilantes y no muy personales, habían sido rechazadas por su autor, aunque por suerte no fueron destruidas (alguna de ellas sin embargo permanece perdida). Gräsbeck rescata del olvido estas piezas, esenciales para la comprensión del autor y su evolución musical. Finalmente el propio pianista e investigador procede a grabar una nueva integral de la música para piano, esta sí total, sustituyendo a los añejos registros de Tawaststjerna.

En los años siguientes el proyecto se va cerrando con la idea darle término en 2007, el 50 aniversario de la muerte de Sibelius. Pero lo cierto es que aún permanecen muchas obras y fragmentos por grabar, y se decide dejar de numerar los discos individuales como parte de una serie (los anteriores llevaban una numeración correlativa de la forma "Complete Sibelius X"). Y aunque se siguen grabando y editando, se proyecta que la edición completa tendrá forma de estuches de varios discos agrupados por géneros. Los dos primeros volúmenes ("Poemas sinfónicos" y "Música de cámara I") se presentan en el Festival de Lahti de 2007, en el momento del 50 aniversario.

El interesante artículo de presentación de la colección por Pablo-L. Rodríguez en Diverdi, distribuidora en España del sello sueco:
http://www.diverdi.com/tienda/detalle.aspx?id=35467

La colección recoge de manera más ordenada las grabaciones ya editadas, añadiendo las obras que faltan. En algún caso como en el de "Música de cámara I" las grabaciones son totalmente las ya editadas (por lo que el sibeliano que quiera adquirir estos estuches debería tenerlo en cuenta por si le merece la pena o no). Como punto negativo está de hecho el soporte material (los sobres de papel y plástico para disco no son los mejores para evitar daños casuales), y que Andrew Barnett nos ofrece un folleto bueno pero por desgracia no tan completo como los que él y otros expertos ofrecían en los discos individuales. No obstante el interés está en las grabaciones más que en la presentación, lo que no deja lugar a la duda para calificarse de integral "imprescindible".

Está previsto que los trece estuches (cada uno de ellos con una letra del nombre "Jean Sibelius" más un espacio entre las palabras) y sus cerca de 70 discos estén listos para marzo de 2010. Hasta ahora se han cumplido más o menos los plazos, y probablemente no haya sobresaltos en este aspecto. Este mes se publicará el volumen VII con la canciones (con Anne Sophie von Otter y Monica Groop como protagonistas).

Esperábamos, de hecho, hacer la crítica al estuche como primera "novedad discográfica" de este blog, si bien parece que por lo menos hasta final de mes no podremos escuchar esos discos. De momento, en el próximo post hablaremos del volumen VI, la música para violín y piano.

Si quieren más información sobre la edición tienen a su derecha, en los enlaces del blog, el link hacia la página de BIS dedicada a la edición. También pueden ustedes consultar la página de Diverdi:
http://www.diverdi.com/

No hay comentarios: