jueves, 25 de diciembre de 2008

Cinco canciones de Navidad opus 1: nº2" La Navidad ha venido"

¡Feliz Navidad!

Segumos nuestra serie con la segunda de las canciones de Navidad opus 1, "Nu så kommer julen". Esta pieza fue escrita junta la anterior el 1 de mayo de 1913, las otras tres canciones pertenecen a otros momentos compositivos.. Musicalmente es muy similar a la anterior, sin embargo, debido al carácter del texto, la melodía es de una gran simplicidad, además de una gran belleza.

Decir que en estos poemas la Navidad está personalizada, pero no he querido traducirlo como "Padre Navidad" (="Papá Noel") porque quizá esa figura tiene unas connotaciones muy concretas que no están en el texto. Hemos creído mejor hablar de Navidad en un sentido más abstracto.

Este poema se centra en la visión de los niños de la navidad, y nos permite comprobar cómo muchos de los tópicos navideños no son tan recientes como nos puedan parecer: las escenas no son tan distintas que las de hace un siglo.
Mañana nos extenderemos un poco para hablar del autor de los textos, Topelius, aparte de echar un vistazo a la tercera canción, por supuesto. Hasta entonces que pasen un feliz día.



Nu så kommer julen!
Nu är julen här,
Litet mörk och kulen,
Men ändå så kär.
Han i salen träder
Med så hjärtligt sinn',
Och i högtidskläder
Dansa barnen in.
Ljusen och lanternan
Glimma högt kring dem,
Som den klara stjärnan
Över Betlehem.

Brinn, du julens stjärna,
Lys min barndomsstig!
O så gärna, gärna
Ser jag upp till dig,
Som jag dig förstode.
Liten liksom jag
Var också den gode
Frälsaren en dag.
Och då sken du redan
På hans krubba klar,
Och så sken du sedan
Allt till våra dar.

O du goda, fromma,
Glada juletid!
Du vår vinterblomma,
Full af fröjd och frid!
Tusen skalkar gunga
Ystra på ditt knä,
Och små änglar sjunga
Kring vårt juleträ.
Gladt med dem sig blandar
Barnens fröjdeljud,
All goda andar
Lova Herren Gud.



La Navidad ha venido,
la Navidad está aquí,
un poco oscura y triste,
pero muy querida.
Entra en la habitación
con su amable rostro
y los niños bailan
vestidos de fiesta,
candelas y linternas
brillan sobre ellos,
luminosas como la clara estrella
de Belén.

Arde, oh estrella de Navidad,
ilumina la senda de mi niñez.
Cómo amo
mirarte
con comprensión:
pequeño como yo
fue una vez
nuestro amado Salvador.
Ya brillaste
sobre su claro pesebre
y desde entonces brillas
sobre nosotros cada día.

¡O bueno y devoto,
feliz tiempo de Navidad,
nuestra flor de invierno,
lleno de alegría y paz!
Mil pilluelos juegan
en tus rodillas
y pequeños ángeles cantan
alrededor de nuestro árbol de Navidad.
Con ellos el alegre cantar de los niños
se mezcla,
y los buenos alaban
a Dios el Señor.

No hay comentarios: