sábado, 27 de diciembre de 2008

Cinco canciones de Navidad opus 1: nº4 "No me des esplendor, oro ni pompa"

La cuarta canción del opus 1 es la más famosa de las cinco, y no por casualidad: estamos ante una melodía hermosísima, sencilla, muy sibeliana y a la vez cercana a esos mundos de la canción popular y el coral de iglesia que ya hemos mencionado. Fue escrita a finales de 1909, en la época oscura del compositor: sin duda que la evocación de la Navidad producía en Sibelius sentimientos afables, y esta canción da perfecto testimonio de ello.

En la versión original el acompañamiento del piano es bastante sencillo, aunque el preludio e interludios entre estrofas son muy evocadores. En ocasiones el piano realiza una contramelodía sencilla, un efecto de gran belleza que será aprovechado en los arreglos propios.

Lo más curioso es el parecido de la melodía con otra canción del autor escrita en 1899 sobre un texto en alemán y no publicada "Segelfahrt" JS.166, semajanza muy llamativa en las primeras notas de la voz. De cualquier manera el carácter de ambas piezas es muy diferente.

Lo cierto es que la canción fue muy pronto popular, y en seguida abundaron arreglos de todo tipo, en especial con textos en finés. Durante el "silencio de Ainola" (1930-1957), periodo durante el cual Sibelius prácticamente no compuso nada pero sí revisó varias obras, el autor realizó hasta cuatro versiones propias de la pieza, a petición de distintos interpretes.

El primer arreglo data de 1935 y es para coro masculino a capella, solicitud del entonces Coro Universitario de Helsinki (YL), una institución unida a muchas de las obras corales de Sibelius (estrenó, por ejemplo, Kullervo, y aún hoy en día sigue siendo el principal especialista en nuestro autor). El texto es ahora una versión finlandesa de Aino Suonio, que se utiliza en esta, en otras versiones de la obra y en algunas interpretaciones. El arreglo es muy vertical, lo que fomenta el aspecto de coral, excepto por un solista que parece "escaparse" reproduciendo un pasaje del primitivo acompañamiento, un gesto sencillo pero bellísimo que mantendrá en el resto de los arreglos.

El segundo, de 1942, es a coro de cuatro voces femeninas, con una solista en los pasajes mencionados antes y en otros más. También tiene el texto en finlandés. Es para quien les escribe el arreglo más bello. El tercero es del mismo año, texto en finés y está escrito para dos voces femeninas.

El último arreglo, con el texto original, fue realizado en 1954, y es para coro infantil a tres voces y solista, con acompañamiento de órgano opcional. Fue uno de las últimas veces en las que Sibelius se acercaría a un pentagrama.

Los arreglos segundo y cuarto los podemos encontrar en la antigua serie completa de BIS (CD-998, 1996-99) con el fabuloso Coro Jubilate dirigido por Astrid Riska. La interpretación es maravillosa, pero hay que poner varias pegas musicológicas: el arreglo de 1942 está cantado con el texto original y la de 1954 por coro femenino y sin la parte de órgano. No obstante en cuanto a ejecución es la mejor opción.

Los mismos arreglos (cantados en sueco ambos, aunque en este caso sí tenemos coro infantil para el de 1954, pero sin órgano) los encontramos en una integral de coros mixtos, femeninos e infantiles con el Coro Tapiola (Ala-Pöllänen) y el Coro de Cámara Tapiola & Amigos de Sibelius (Norjanen), publicado por Finlandia Records en 1998. Esta integral es muy recomendable por su exhaustividad hasta que se publique estas obras en la Sibelius Edition de BIS, aunque la grabación (entre normal y buena por la interpretación y con un sonido un tanto modesto) les será muy difícil de encontrar (0630-19054-2).

La versión para coro masculino sí tiene una gran versión en otra integral, también en Finlandia Records, protagonizada por el YL dirigido por Matti Hyökki en 2003 (0927-49774-2), dos discos esenciales hasta la aparición de los de BIS.

Aparte de los arreglos del autor hoy en día hay decenas de versiones de lo más variopinto. De hecho es en Finlandia parte del repertorio popular de canciones de Navidad, y por ello una de las melodías más conocidas del autor en su país natal, aunque hoy en día el texto suele entonarse en finés.

Como muestra os dejo links de tres videos en youtube (hay más si tienen interés en buscarla):

En primer lugar el coro a capella Rajaton, un popular y muy profesional conjunto, que canta un arreglo para coro mixto:



Este es un versión próxima al pop de quien debe de ser un cantante muy popular allá, Joel Hallikainen (el Raphael finlandés, je, je) (música sobre fondo fotográfico):



Por último una curiosa versión también con toque pop-rock (aunque siguinedo muy de cerca el original) de la soprano Tarja Turunen, más conocida por haber sido la cantante del grupo de rock metal sinfónico Nightwish, inmensamente popular en su país y fuera de él:




Giv mig ej glans, ej guld, ej prakt
I signad juletid;
Giv mig Guds ära, änglavakt
Och över jorden frid!
Giv mig en fest,
Som gläder mest
Den konung, jag har bedt till gäst;
Giv mig ej glans, ej guld, ej prakt,
Giv mig en änglavakt!

Giv mig ett hem på fosterjord,
En gran med barn i ring,
En kväll i ljus med Herrens ord
Och mörker däromkring!
Giv mig ett bo,
Med samvetsro,
Med glad förtröstan, hopp och tro;
Giv mig ett hem på fosterjord
Och ljus av Herrens ord!

Till hög, till låg, till rik, till arm
Kom, helga julefrid!
Kom barna glad, kom hjertevarm
I världens vintertid!
Du ende, som
Ej skiftar om,
Min Herre och min Konung, kom!
Till hög, till låg, till rik, till arm
Kom glad och hjärtevarm!


[Versión en finés:]

En etsi valtaa, loistoa,
en kaipaa kultaakaan,
mä pyydän taivaan valoa
ja rauhaa päälle maan.
Se joulu suo, mi onnen tuo
ja mielet nostaa Luojan luo.
Ei valtaa eikä kultaakaan,
vaan rauhaa päälle maan.

Suo mulle maja rauhaisa
ja lasten joulupuu,
Jumalan sanan valoa,
joss' sieluin kirkastuu.
Tuo kotihin, jos pieneenkin,
nyt joulujuhla suloisin,
Jumalan sanan valoa
ja mieltä jaloa.

Luo köyhän niin kuin rikkahan
saa, joulu ihana!
Pimeytehen maailman
tuo taivaan valoa!
Sua halajan, sua odotan,
sä herra maan ja taivahan!
Nyt köyhän niin kuin rikkaan luo
suloinen joulus' tuo!


No me des esplendor, oro ni pompa,
en el bendito tiempo de Navidad.
Dame de Dios la gloria, la hueste de ángeles,
y sobre toda la tierra paz.
Dame una fiesta que agrade
al Rey que he invitado como huésped.
No me des esplendor, oro ni pompa,
dame una hueste de ángeles.

Dame un hogar en mi tierra,
un árbol rodeado de niños,
una tarde iluminada con la palabra del Señor
y la oscuridad que nos circunda.
Dame un lugar en el que vivir en paz
con alegre confianza, esperanza y fe.
Dame un hogar en mi tierra
iluminado con la palabra del Señor.

Al superior, al inferior, al rico, al pobre,
¡ven, bendita paz de la Navidad,
ven con la felicidad del niño y el corazón cálido,
en el invierno del mundo!
¡Tú solo, que nunca cambias,
mi Señor y Rey, ven!
Al superior, al inferior, al rico, al pobre,
ven con la felicidad y el corazón cálido.

Mañana terminaremos esta serie sobre el opus 1 de Sibelius.

___________
Capítulo anterior
Capítulo siguiente

No hay comentarios: