domingo, 15 de noviembre de 2009

Primera sinfonía en mi menor opus 39 (y 6): discografía recomendada


Finalizamos nuestro recorrido por la Primera Sinfonía de Jean Sibelius con un comentario sobre un grupo escogido de entre las mejores grabaciones (y algunas de las más importantes históricamente). La discografía de esta obra es grande, pueden encontrarse alrededor de unas 70 grabaciones únicas en el mercado. Aquí daremos cuenta, como hemos señalado, de un grupo, atendiendo muy especialmente a las efectuadas por reputados directores sibelianos. Limitamos los comentarios además a las que hemos podido escuchar en detalle personalmente, si cualquiera de nuestros lectores quiere señalar otros registros y comentarlos, será bienvenida su opinión.
__________________


Orquesta Sinfónica de Lahti
Osmo Vänskä
BIS (1996)


Vänskä es indudablemente el director que más profundamente ha sabido bucear en las demandas estilísticas de las partituras orquestales de Jean Sibelius. Desde el tamaño de la orquesta, los timbres diferenciados, la limpieza y refinamiento, la coloración, el ritmo nervioso (auténticamente electrizante en este scherzo), las originalidades instrumentales, el lirismo, sus sutilezas... No bastando con eso, es capaz de sentir la música de su compatriota con una enorme penetración, asumiendo las partituras casi miméticamente. En esta sinfonía podemos captar todo el drama de la partitura, todas sus tensiones, su colorido romántico, su mismo aliento vital. El director finlandés sintetiza todas las influencias (la herencia romántica, la rusa, el nacionalismo finlandés) para lograr una grabación preciosa, perfecta en lo técnico y sentida en el mensaje. Los tempi, por sólo poner un ejemplo, están llevados con total exactitud. Como ya hemos dicho en alguna ocasión con Vänskä Sibelius habla por sí mismo, y las obras se escuchan sin pensar en la interpretación: sólo la música del compositor nórdico.

Interpretación: 9,5 • Sonido: 9 • Estilo: 10

Orquesta Philharmonia
Vladimir Ashkenazy
DECCA (1986)


Apasionada, tremendamente romántica (sin ser romanticista), intensa, colorista, refinada, claro, conciso, arrebatada... faltan los calificativos para la comprensión profunda que tiene de esta partitura Ashkenazy. Ha sabido reconocer la influencia rusa y la tradicional a la perfección, pero no se queda en ella como otros músicos, sino que trata de sacar la intención última de Sibelius: el sentimiento en estado puro. Los ritmos nerviosos, el sentido orgánico de la composición, la orquestación de timbres sin mezcla... todas las características se realzan sin entrar en contradicción con el influjo ajeno, en una perfecta simbiosis. Pero no todo es cuestión de estilo y estética: la tragedia, la pasión de la obra, su expresión son plenamente expuestas en esta grabación. Hay momentos sublimes, como la última aparición del tema principal del segundo movimiento, que da sensación de "respirar". El tratamiento de los timbales es antológico. El director ruso ha entendido la sinfonía, y vuelca su gran oficio en ella. La más recomendable de las versiones no finlandesas, y una de las mejores en todo caso.
Interpretación: 9 • Sonido: 7,5 • Estilo: 8,5
Filarmónica de Nueva York
Leonard Bernstein
COLUMBIA (1967) - SONY (2003)


Maravillosa interpretación. En su contra sólo podemos decir que se deja palpar bastante la huella subjetiva del director, pero su personalidad para nada oculta la grandeza misma de la partitura.
Tremendamente apasionada, monumental en ocasiones, con cierta sensibilidad mahleriana incluso y la inevitable sensación de trascendentalidad que comunica habitualmente Bernstein en su dirección... todo quizá no del todo adecuado para esta sinfonía en concreto, tan vinculada al romanticismo, pero que, como decimos, tampoco perjudica a la partitura. En cualquier caso la calidad misma de orquesta y director no deja lugar a la duda de la fuerza de esta interpretación.
Interpretación: 9 • Sonido: 7 • Estilo: 7

Orquesta Sinfónica de Leopold Stokowski
Leopold Stokowski
RCA (1950) - CALA (2005)
El gran Leopold Stokowski llegó a recibir la felicitación personal del compositor (en el disco arriba mencionado se reproduce la carta) por esta grabación y su dedicatoria. Es desde luego un registro monumental, histórico en todos los sentidos, aunque el maestro no es del todo fiel a la partitura y a su estilo, su titánica dirección hace olvidar estos "fallos".
Tras la melancólica introducción, el primer tema llega como una verdadera explosión de energía incontenible, con extraordinarios crescendi y grandes arrebatos. El lirismo del sgundo tema de nuevo se ve superando por el torrente orquestal para llegar al desarrollo, que no deja ni un respiro ante el empuje de la música. La reexposición se perfila en los mismos términos, con momentos además de gran lirismo. La coda es sin duda la más poderosa de la discografía, dejando sin aliento al oyente. El movimiento lento ofrece una gran serenidad en su comienzo, romántico y ensoñador, dando paso a momentos de mayor tristeza y melancolía, con grandes solos del foso, hasta que de nuevo los torbellinos se apoderan de la música con toda la fuerza, hasta que el clima inicial retorna en los últimos compases. El scherzo lleva un brío muy telúrico, explotando los contrastes tímbricos con gran acierto, a veces casi brutales. El Finale se inicia con el mismo ímpetu del primer movimiento, pero con un sentimiento mucho más pesimista y desolado. Los acelerandi y crescendi no están en la partitura, pero la calidad interpretativa supera cualquier criterio racional... El lirismo del gran tema cantabile contrasta con los momentos más trágicos y tremendistas. Tengan muy en cuenta esta grabación, una joya de la historia de la fonografía. La remasterización se ha enfrentado a problemas con el material original, y se observan algunas deficiencias a lo largo de la grabación, pero no se la pueden perder.

Interpretación: 8,5 • Sonido: 4,5 (mono, con deficiencias) • Estilo: 5

Real Orquesta Filarmónica 
Robert Kajanus
COLUMBIA (1930)
NAXOS (2012)


Impresionante testimonio de la interpretación del máximo difusor de la obra de Sibelius en vida, su amigo Robert Kajanus. La fidelidad estilística es absoluta, y supera a sus mismas faltas como director. Nerviosa, agitada, monumental, trágica... esta versión de la sinfonía es verdaderamente arrebatadora e impactante: Kajanus fue responsable de propagar el carácter "revolucionario" y nacionalista de la sinfonía. En cualquier caso debería ser un imprescindible para el buen sibeliano, el valor mismo de la grabación hace olvidarnos de la antigüedad de la misma y sonido imperfecto. Ha tenido varias ediciones, la más reciente en el sello Naxos, lo que la hace fácil de encontrar al tiempo que ofrece un precio que no deja lugar a la duda.

Interpretación: 8 • Sonido: 3 (mono) • Estilo: 10
Orquesta Sinfónica de la Radio de Helsinki
Jukka Pekka-Saraste
FINLANDIA RECORDS (1995)


Una versión fantástica y lírica, delicada y muy melancólica, siempre limpia y clara, distinguiendo nítidamente los timbres, es decir: finesa y sibeliana por los cuatro costados. Tiene un enfoque algo más meditativo que dramático, explorando una dimensión sorprendente de la obra (no muy lejana a la de Bernstein en la grabación anteriormente reseñada). El sonido es en directo, que le hace ganar mucha espontaneidad y emoción. Saraste es un buen director, sin ser un genio, domina el fresco sinfónico con un amplio sonido orquestal, dando cuenta de los sonidos más masivos de la obra a la perfección, y no fallando en cambio en los más delicados, un equilibrio no siempre obtenido en otras grabaciones.
El primer tiempo algo lento, pero hace "hablar" a cada una de las frases del insistente motivo en obstinato derivado del motivo de transición. El segundo transcurre en su tiempo justo, muy lírico y emocional. El scherzo es de un vibrante ritmo. En el último movimiento la emoción decae algo, de nuevo hace hablar a la orquesta en el lamento inicial pero el tempo es algo lento.
En cualquier caso una versión genial, muy desconocida por ser quizá muy local, la distribución internacional está en manos de la Warner, que ha cometido tremendas e incomprensibles injusticias con lo mejor del sello finlandés. Si tienen oportunidad de conseguir esta grabación, que se encuentra editada en distintos discos, no lo duden. 

Interpretación: 8 • Sonido: 7,5 • Estilo: 9
Orquesta Filarmónica de Helsinki
Leif Segerstam
ONDINE (2002)

Un Segerstam en verdadero estado de gracia nos deja esta maravillosa interpretación con la orquesta fundada por el mismísimo Kajanus y que el propio Sibelius dirigió en más de una ocasión. Una lectura profunda y monumental, llena de sentimiento y tragedia, con una trasparencia y refinamiento instrumental (que debemos en buena parte a la excelente orquesta) y que acierta de pleno en lo que dice la partitura. Todo con el impulso romántico del director, que abandona su habitual carácter delicado y romanticista para darnos una interpretación robusta y contundente, sin lugar a la duda. Muchos detalles instrumentales son de primer orden, como el timbal en la introducción, las sordinas del comienzo del movimiento lento, los timbales del comienzo y el metal del trío en el scherzo, y la cuerda en el segundo tema de la reexposición. Algunos peros podemos ver en el tempo algo lento del segundo movimiento o algo de falta de agilidad en el scherzo. No obstante el resultado es redondo. Sólo el saber que hay interpretaciones aún mejores nos hace dejar un poco atrás esta, sin menoscabo de lo dicho. 

Interpretación: 8 • Sonido: 8,5 • Estilo: 8,5
Orquesta de Cámara de Europa
Paavo Berglund
FINLANDIA RECORDS / WARNER MUSIC (1998)

Las orquestas finlandesas y otros de otros lugares de la época de Sibelius hoy en día serían consideradas "de cámara". Sibelius pensaba en ese volumen de instrumentación a la hora de componer muchas de sus obras. Y es por ello por lo que Sibelius gana más en una orquesta pequeña que si ocurre todo lo contrario, si se recurre a una orquesta gigantesca. Ello es especialmente cierto para sinfonías como la Tercera o la Sexta, pero en esta versión del genial Berglund dirigiendo a un grupo no grande de músicos, también se hace realidad tal premisa.
A pesar de que justamente el director finlandés no gusta de destacar los colores de las partituras sibelianas, esta grabación es un fresco de muy vivos colores, nítidos y hermosos. La fuerza y la seriedad características de Berglund convierten a esta versión desde luego en una de las mejores, aunque falte algo de drama, aliento romántico, y a veces puede resultar un poco seca. En cualquier caso la sonoridad es alucinante, permitiéndonos captar infinitud de detalles que se pierden en la mayoría de las grabaciones con grandes orquestas. Una excelente posición estética combinada con una excelente e inteligente interpretación. 

Interpretación: 7,5 • Sonido: 8 • Estilo: 8

Orquesta Filarmónica de Helsinki
Paavo Berglund
EMI (1986)


Esta otra grabación de Berglund (faltaría una tercera, con la Sinfónica de Bournemouth) es una fabulosa versión, incidiendo en lo más "finés" de la sinfonía, alejando el fantasma de la influencia rusa. Aunque cabría más monumentalidad y drama, el director del país de los mil lagos consigue una versión hierática y oscura, de inconfundibles sonoridades nórdicas. 

Interpretación: 7,5 • Sonido: 7 • Estilo: 8

Orquesta Sinfónica de Londres
Colin Davis
RCA - Red Seal (1994)


La segunda vez que Davis grabó esta sinfonía (ver más abajo) el director inglés ya acumula años de experiencia en la dirección sibeliana, y se hizo notar en esta serie de grabaciones en directo con la maravillosa London Symphony Orchestra. Un mayor compromiso con sus sonoridades características, una lectura más moderna y vehemente... En esta sinfonía en particular Davis da buena cuenta de la personalidad original de Sibelius, llegando a una solución de compromiso entre lo romántico y el siglo XX que laten en esta obra de 1899. Davis es aquí apasionado y trágico, lírico y refinado, aunque en ocasiones pueda resultar un tanto frío, y la rítmica en general resulte algo desangelada y falta de fuerza. La orquesta inglesa y el sonido son realmente espectaculares. Una de los mejores registros de directores no finlandeses en cualquier caso. 

Interpretación: 7,5 • Sonido: 9 • Estilo: 7


Orquesta Sinfónica Nacional Danesa
Leif Segerstam
CHANDOS (1992) • BRILLIANT


Grandes virtudes y grandes defectos por igual arrastra esta singular versión. Una interpretación romántica y apasionada, peca sin embargo de una excesiva lentitud que quita a la obra gran parte de su poder dramático, devenido en contemplativo o tremendista. No obstante la ejecución misma es muy destacada, lo que compensa una mala decisión estética para con la partitura. Segerstam hace brillar de luz boreal la obra destacando algunos timbres como el del arpa o las maderas y, sobre todo, las profundidades de la orquesta, en especial los timbales, dándole al conjunto una sensación profundamente "terrestre" y elemental de la obra. A pesar de cierto empastamiento en ocasiones el sonido es muy nítidamente sibeliano. 

Interpretación: 7 • Sonido: 7,5 • Estilo: 8
 

Orquesta Filarmónica de Viena
Leonard Bernstein
DEUTSCHE GRAMMOPHON (1986)


Aunque la calidad de la interpretación en sí es de gran calidad, la orientación mastodóntica, en excesivo trascendental y lenta (la más lenta de las comentadas, sobre todo en su movimiento central) que otorga Bernstein a esta su segunda grabación de la obra, perjudica al sentido general de la partitura, que se ve llena de argumentos mahlerianos y de una cierta parte de exageración. Si esa orientación le iba muy bien a la Quinta y Séptimas Sinfonías de este mismo ciclo incompleto en la capital austriaca (como ya comentamosen su momento), a esta sinfonía, tan llena de romanticismo y de siglo XIX, más bien le perjudica. Si aquí no es bueno acentuar sus maneras románticas, tampoco es bueno obviarlas. No obstante la fuerza inconmensurable del maestro americano en estos últimos años es estremecedora: Bernstein hace siempre sonar a cada instrumento como si fuera lo último que va a hacer en su existencia, y la claridad casi cristalina y la importancia del ritmo (cualidades estas sí muy sibelianas) nos llevan a una experiencia sonora única para con esta obra. Aunque su orientación estética sea negativa, y no sea tan redonda como la efectuada en Nueva York, no podemos dejar de situar a esta grabación, de nuevo un mágico directo, entre las más notables de la discografía a nivel puramente interpretativo. 

Interpretación: 7 • Sonido: 8 • Estilo: 6

Orquesta Filarmónica de Berlín
Herbert von Karajan
EMI (1981) - diversas reediciones


Buena interpretación la de Karajan, romántica y monumental. Tan sólo se pueden achacar los defectos del estilo del compositor: el primar el "bello son" sobre otros". Así, con tendencia a lo melifluo, el color orquestal queda algo apagado y triste, evitando alguna de las sonoridades originales de Sibelius, como la del arpa, con cierta sensación de lejanía. Los tempi son bastante correctos excepto quizá en el movimiento lento, donde el músico austriaco da mayor rienda suelta a su sensibilidad exacerbada. Sin embargo no carece de drama y sentimiento, que unido al buen hacer del director de Salzburgo, hacen una buena alternativa, en especial a los amantes de la tradición (que Karajan sigue sin perder el respeto al autor nunca). Curiosamente el director manifestó cierta aversión pública hacia las tres primeras sinfonías (en el caso de la Tercera total, ya que nunca llegó a grabarla), hecho que no parece reflejarse negativamente aquí. 

Interpretación: 7 • Sonido: 6,5 • Estilo: 6,5

Orquesta Hallé
John Barbirolli
EMI (1966)


Vibrante y monumental. A pesar de que la lentitud y la solemnidad que el director inglés aplica a la música de Sibelius ayudan a darle un aspecto anquilosado, el trabajo es formidable, nervioso y dramático, realizando una disección de timbres moderna (y sibeliana) sin necesidad de prescindir de términos románticos. 

Interpretación: 6,5 • Sonido: 6,5 • Estilo: 6
Orquesta Sinfónica de la Radio de Helsinki
Okko Kamu
DEUTSCHE GRAMMOPHON (1972)

Kamu es un director sibeliano muy irregular, es capaz de la maestría absoluta (como en su Lemminkäinen opus 22 también para la Deutsche Grammophon) como de registros apenas reseñables. Éste se sitúa en el justo medio. El director finés hace aquí una muy buena grabación, aunque en ocasiones parece empeñado a demostrar que no está a la altura. Kamu conoce a la perfección la partitura, sus sonoridades, su color, aunque no siempre acierta a transmitir a los profesores de la orquesta lo que es necesario, y se pueden escuchar varios e incomprensibles gazapos. Muy posiblemente haya que culpar a la orquesta en sí, que por alguna razón no parece estar en plenas condiciones (p.ej. el timbalista en sus entradas en el scherzo). El sentimiento que infunde, muy romántico, se acomoda bien a la partitura, y el "sabor finlandés", melancólico y pesimista, hacen mucho por elevar el nivel de esta grabación, descompensada pero de gran calidad en general.
La grabación aparece en un estuche ("Trio", 2003) con todas las sinfonías del compositor, pero con dos batutas diferentes: Kamu para las tres primeras y Karajan para el resto. Apuntamos esto porque en ocasiones en la red todo el ciclo aparece citado incorrectamente como exclusivamente dirigidas por Karajan, y no se menciona el trabajo de Kamu (por otra parte protegido del maestro de Salzburgo). 

Interpretación: 6,5 • Sonido: 6,5 • Estilo: 8
Orquesta Sinfónica de Boston
Colin Davis
PHILIPS (1975/77)


Sencilla, comedida y lírica. El maestro inglés realiza en esta su primera aproximación quizá algo distante, pero al tiempo lleno de amor a la partitura, incidiendo en sus sonoridades más que en su punto trágico y emotivo, evitando con demasiada asepsia los excesos. No carece sin embargo de emotividad: sólo está más supeditada al discurso puramente melódico y los efectos de la orquestación. Sin embargo, es admirable la limpieza misma de la ejecución, extremadamente cuidada.
Interpretación: 6,5 • Sonido: 7 • Estilo: 7
Orquesta Sinfónica de Gotenburgo
Neeme Järvi
DEUTSCHE GRAMMOPHON (2002)


En su serie para Deutsche Grammophon Järvi sacrifica sus dotes sibelianas en favor de un preciosismo sonoro excesivo y empalagoso, sólo a servicio del lucimiento de las buenas artes de grabación del gigante discográfico. En esta sinfonía casi se acerca al "bello son" de Karajan más extremo (¡más que el propio Karajan!), con demasía de legati y vibrato, perdiéndose la capacidad dramática de la obra. A pesar de eso no estamos ante una mala interpretación, sólo ante una serie de decisiones no muy afortunadas que desaprovechan el talento del director estonio, habitualmente un buen músico sibeliano. Recomendable quizá a los entusiastas del sonido digital.
Interpretación: 6 • Sonido: 9,5 • Estilo: 7
Orquesta Filarmónica de Viena
Lorin Maazel
DECCA (1963-68)


La integral de Lorin Maazel de las sinfonías de Sibelius es el perfecto ejemplo de la visión ya desfasada del músico finlandés. Aunque precisamente estos discos contribuyeron en su tiempo y mucho a la difusión de las obras (fueron vinilos de gran éxito de ventas), también han contribuido indirectamente a crear algunos tópicos sobre la música de nuestro compositor con su estética pasada de moda, asimilando las partituras del compositor nórdico al repertorio, a la tradición sinfónica centroeuropea, absorviendo y oscureciendo sus aspectos más originales.
La ejecución del director americano de esta sinfonía (uno de los puntos más bajos del ciclo) es pesada, abrupta, demasiado homogénea en los timbres. Fusiona elementos que debían estar más separados, lo que en alguna ocasión hace que suene en primer plano lo que debería estar en un segundo o tercer plano). Y sobre todo muy aséptica, demasiado abstracta. Evita "rusificarla", como hacen otros directores, pero en el fondo evita cualquier otra huella que no sean las notas tal y como están escritas, sin imprimir ninguna visión más que su oficio, por otra parte bastante bueno.
Y es lo que salva a la grabación: Maazel no es desde luego un mal director y su combinación con esta una de las mejores orquestas del mundo lleva consigo la garantía de una buena interpretación. Pero en Sibelius, como en tantos autores, eso no es suficiente. Resumiendo: buena calidad musical combinada con una incorrecta (= ninguna) visión estética. Quizá el scherzo sobresale de la grabación por el inequívoco sabor bruckeriano que le imprime Maazel, y algunos otros momentos también se pueden salvar de la quema.
Existe una segunda oportunidad para Maazel, una nueva grabación a principios de la década con Sinfónica de Pittsburgh, que aún no hemos podido escuchar. Por las críticas leídas mejora su primera integral, aunque tampoco lo dejan como un director sibeliano de primer orden. Y que sin dudarlo un momento Maazel no es un director sibeliano, aunque algunos pretendieran colocarlo así. Su aproximación es más periférica, una parte más de un director multi-repertorio que no teme a los desafíos, pero que tampoco se sumerge lo suficientemente en todo lo que hace.
Recomendable no obstante por su precio o para quien tenga interés en la historia de la interpretación de la música de Sibelius.
Interpretación: 6, • Sonido: 6 • Estilo: 3
Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Birmingham
Simon Rattle
EMI (1984)


Una lectura muy fría, aséptica y desangelada, carente de dramatismo como también de estilo. Ni romántica ni moderna, ni nórdica ni rusa o centroeuropea, Rattle aborda con buen oficio la partitura, pero sin aportar gran cosa a la historia de su discografía. Poca fuerza, sin incidencia en lo rítmico y sin parecer querer buscar nada en la orquestación. Sin que haya incorrecciones estéticas o interpretativas grandes, parece que el director ha permanecido completamente ajeno a la obra, sin implicarse él mismo o implicar a la orquesta más allá de notas y compases.
Interpretación: 5 • Sonido: 6,5 • Estilo: 5

Gran Orquesta Sinfónica de la Radio-Televisión de Moscú
Gennadi Rozhdestvensky
(varias ediciones, fundamentalmente piratas)


Como si de una revancha se tratara, el gran maestro ruso entiende a sinfonía más como una obra de Chaikovsky que de Sibelius: timbres pastosos, sonoridades compactas, legati hiperrománticos, todo con un toque sensiblero y gesticulante que en ocasiones es incluso excesivo. Las trompas son realmente terribles (¿una mala noche?). Que la Primera Sinfonías de Sibelius tenga claras influencias rusas no quiere decir que esta sinfonía deba serlo. Una recomendación completamente en contra: no sólo su dirección estética es completamente errónea, ni siquiera la interpretación en sí tiene algo en positivo. Aparte de su buena grabación con Oistrakh del Concierto para violín, no entendemos la fama de Rozhdestvensky como director sibeliano, francamente. Una grabación muy difícil encontrar que en cualquier caso no merecería la pena buscar. 


Interpretación: 3,5 • Sonido: 5,5 • Estilo: 2


__________________

Cerramos de este modo nuestro recorrido por la Primera Sinfonía del maestro finlandés, el preludio de un ciclo sinfónico único y magistral.

7 comentarios:

  1. En relación con la interpretación de Okko Kamu dices que la orquesta no responde a la altura de las circunstancias. ?Cómo se explica ello en un registro de estudio? Te lo pregunto porque una cosa son "las cosas del directo" y otra las grabaciones de estudio donde si algo sale mal cabe la posibilidad de volverlo a repetir.

    ?Cúal es desde tu punto de vista la mejor de las orquestas finlandesas? En el extraordinario comentario que realizas de la discografía de esta sinfonía dejas muy bien la Filarmónica de Helsinki y la Sinfónica de Lahti pero no tanto la Sinfónica de la Radio de Helsinki. ?Es esta última inferior a las otras dos citadas o es simplemente, como tu dices, que en la ocasión no estuvo a la altura de las circunstancias?

    Disculpa la ausencia de signos iniciales de interrogación. Te escribo con un teclado protestante.

    De nuevo felicidades por el blog (a este ritmo, en poco menos de dos annos será la biblia sibeliana en espannol), por compartirlo con nosotros y por, adelantado, por tus respuestas a las preguntas formuladas.

    Un saludo desde los Campos Góticos de Escandinavia.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, no sería la primera vez en la historia de la fonografía que se publica una grabación con fallos solucionables en una segunda toma. Cosas de contratos, calendarios, costes... A veces esas grabaciones tardan en salir unos años y se publican en un sello extraño o incluso bajo seudónimo para no desprestigiar al director a la orquesta (los famosos fake "London festival Orchestra", Alberto Lizzio...)

    Y no, hay veces que estas cosas se publican sin ningún rubor, que para mí es el caso. Quizá allá un poco de decepción en mi comentario, porque Kamu me ha dado momentos sensacionales en otros registros, y por eso no entiendo bien lo sucedido aquí.

    Para nada la orquesta en sí es (o era) mala. Recuerdo otras grabaciones, sin ir más lejos al propio Kamu con la Tercera Sinfonía en el mismo estuche, y aunque tendría que revisarlo no recuerdo nada malo en ello, todo lo contrario. Por supuesto que la Filarmónica (que como orquesta fundada por Kajanus conoce a la perfección a Sibelius, incluso una nieta suya es violín en la misma en la actualidad) es una gran orquesta (y no sólo con Sibelius u otros autores nórdicos), la de la Radio Finesa y la de Lahti (al menos con Vänskä y Saraste, no conozco sus registros anteriores), son de primer nivel, y hay otras buenas orquestas en el país como la de Kuopio, Tampere... Amén de alguna otra de cámara, igual de estupendas.

    ResponderEliminar
  3. Ah, muy gracioso lo de tu teclado luterano, je, je...

    Un saludo pucelano.

    ResponderEliminar
  4. Quizás en el futuro se pudiere dedicar algún post a directores e intérpretes sibelianos, en particular, finlandeses.

    Curioso, por otra parte, el caso de Paavo Berglund que ha grabado tres ciclos de las sinfonías de Sibelius. Como caso parecido, únicamente me viene a la memoria Karajan con las sinfonías de Beethoven, cuatro veces si no me equivoco. Qué opinión te merece el ciclo de Berglund con la Sinfónica de Bornemouth?

    Espero que publiques algún post en el futuro sobre "Pelleas et Melisande", ya que ´se ha terciado en comentarios anteriores. Sería magnífico.

    Por cierto, escuchado de nuevo el tercer movimiento de la primera, sí que suena más brukneriano que schubertiano, como muy bien apuntas, por tratamiento melódico y por orquestación. No puedo menos que pensar en los scherzos de la tercera y la novena de Brukner.

    Gracias de nuevo por adelantado.

    Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  5. Lo del comentario sobre algún director finlandés seguro, aunque con tiempo. Supongo que mejor Vänskä, que considero el mejor intérprete del maestro.

    La de Bournemouth por Berglund aún no he podido escucharla. Berglund ha sido tenido durante como el gran director finlandés de Sibelius, por lo que ha sido reclamado para hacer difrentes integrales. Y cae en la cuenta que cada una tiene un planteamineto diferente: una orquesta finlandesa, otra inglesa y por último una de cámara. Y Karajan... ¡es que todo lo grabó varias veces! Empezó en el mundo del vinilo y en mono, pasó por estéreo, las mejoras posteriores, y llegó al CD. Siempre le interesó mucho la perfección tecnológica, además de su propia perfección artística.

    Para el invierno tengo pensado escribir análisis sobre piezas en dos géneros que aún no he analizado en profundidad: la música escénica (aunque la "Música para las celebraciones de la prensa" lo eran en cierta forma, pero muy atípica) y la de piano.
    Justo pensaba en "Pelleas et Melisande" porque puedo acceder a la obra teatral fácilmente (de hecho ya la leí), al contrario que otras que son muy locales o infrecuentes. Otras posibilidad sería "La tempestad" aunque sí, "Pelleas" tiene más posibilidades por dar mucho jugo (las comparaciones con Debussy, Fauré y Schönberg; el simbolismo; muchas más grabaciones al menos de la suite...)

    En fin, lo apunto.

    Que te sea leve el invierno nórdico.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Excelente blog, David. Te animo a que sigas con las sinfonías y su discografía. Sin duda, seguiré las futuras entradas. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  7. Gracias.

    En unas semanas precisamente hablaremos de la Segunda Sinfonía, ya estoy repasando la discografía que es muy abultada (y eso que no lo tengo todo...)

    ResponderEliminar