miércoles, 17 de febrero de 2010

Lemminkäinen opus 22: (8) las versiones originales



Es bastante conocido el hecho de que Jean Sibelius fue un gran perfeccionista con sus propias partituras, casi hasta la obsesión. Muchas de sus obras maestras atravesaron más de una redacción, más de un pensamiento. En casi todos sus trabajos orquestales efectuaba pequeños cambios incluso días antes del estreno, y tras él o antes de la publicación no era infrecuente que algún pequeño ajuste. Pero algunos de sus grandes obras sufrieron una transformación más profunda desde su primera versión hasta la definitiva (o la última, pues no era raro que nuestro autor manifestase tardías dudas sobre lo que se consideraba ya definitivo).

Así sucedió con En saga opus 9 (1892, revisada en 1902), el 
Concierto para violín opus 47 (1903-04, rev. 1905), Las oceánidas opus 73 (1914, revisada ese mismo año), la Quinta sinfonía opus 82 (1915, revisada en 1916 y de nuevo en 1919) o la obra que estamos tratando aquí, Lemminkäinen opus 22.

Los cuatro poemas sinfónicos que componen la obra pasaron por varias revisiones y vicisitudes. Esto sucede desde su mismo origen: parte de sus temas musicales proceden o pueden proceder de una ópera inconclusa de la que nos han llegado diversos fragmentos, "Veneen luominen" ("La construcción del barco"). Conocemos bien que la obertura o preludio del drama musical se correspondería con El cisne de Tuonela según declaró el propio Sibelius, aunque no sabemos hasta qué punto. Uno de los esbozos conservados en la Biblioteca Nacional de Finlandia (anteriormente fondo de la Universidad de Helsinki), contiene tema bajo el epígrafe "hija de Tuoni" (Tuoni es el dios de la muerte), que se corresponde con el tema de la sección central de Lemminkäinen en Tuonela. En los últimos tiempos muchos han postulado que en realidad la mayor parte del material de Lemminkäinen opus 22 procede directamente de "La construcción del barco", aunque muy reelaborado, como es el caso de Andrew Barnett.

Sin duda es posible. Pero al no conservarse todo el material tanto de la ópera como de los poemas sinfónicos, no somos capaces de determinar con exactitud el proceso de creación. En cualquier caso el 13 de abril de 1896 fue estrenada la versión original de Lemminkäinen opus 22, en la que habría estado trabajando al menos desde el otoño anterior, puede que desde un año antes incluso. Ésta, la primera de tres versiones,, al igual que la intermedia del año siguiente, no se conserva en su totalidad. De hecho no nos han llegado las partituras completas de ninguna de las dos, pero sí las particellas de algunos de sus movimientos.


"Lemminkäinen ante el río de fuego" (1866), de Robert Wilhelm Ekman (1808-1873)

Aunque existen ciertas dudas, a día de hoy poseemos una versión de Lemminkäinen y las doncellas de la isla, que suponemos que es la de 1896. Poseemos particellas incompletas pero suficientes para realizar una reconstrucción de lo que se supone que es la versión de 1896 de Lemminkäinen en Tuonela, reconstrucción que se ha realizado recientemente, además de algunos datos sobre revisiones posteriores. De El cisne de Tuonela en cambio no poseemos ningún material anterior (1896 ó 1897) a la versión final, revisión que data de 1900 y que fue publicada en 1901. Todo lo contrario ha sucedido con El retorno al hogar de Lemminkäinen, donde nos han llegado los materiales de dos versiones, que casi con total probabilidad corresponden a las versiones de 1896 y 1897.


- Lemminkäinen y las doncellas de la isla, fue revisada por primera vez en 1897, tras lo cual nuestro músico retiró la partitura durante décadas, al parecer por consejo de Kajanus. Pero en la década de los 30 y una ejecución pública de esta leyenda y de Lemminkäinen en Tuonela, también retirada, Sibelius decidió revisar la partitura, revisión que data del año 1939.

Comparando la partitura original y la final, podemos ver que los cambios fueron importantes, aunque los temas y la forma se mantengan estrictamente idénticos, gran parte de la organización de los mismos, los desarrollos, elementos secundarios y mucho de la orquestación cambiaron, en un proceso de ordenación, clarificación e integración semejante al efectuado en En saga o el primer tiempo del Concierto para violín opus 47.

Reproducimos aquí los cambios, según los narra Andrew Barnett en sus notas al disco de Bis donde Osmo Vänskä interpreta esta versión (ver Discografía más abajo): "es algo más corta que la versión final (557 compases frente a 564), y las indicaciones de tempo de la introducción y de la primera sección principal son ligeramente más rápidas en el original. La primera versión requiere pandereta y glockenspiel [...]. Cambios en la introducción y la primera sección principal son numerosos pero relativamente pequeños: los dos primeros acordes de las trompas [ej.Ia] son mucho más apagados en la versión original, por ejemplo y las anacrusas de la madera son más cortas. Ajustes a la orquestación se hacen más frecuentes durante el tema danzable en Allegro [ej. Ie], y media parte del movimiento [el desarrollo] [...]fue completamente repasado, hasta el punto en que algunos pasajes son virtualmente irreconocibles, a pesar incluso de que el material temático mismo permanece básicamente sin cambiar. [...] En la última parte del movimiento [...] los cambios son mucho menos drásticos, si bien el único clímax prolongado de la versión final [el de la reexposición] fue originalmente menos sustentado, consistente en dos sucesivos crescendos separados por una disminución de la dinámica a mp. En la coda, Moderato assai, Sibelius hizo sólo muy pequeños ajustes a la instrumentación."

- De Lemminkäinen en Tuonela como decimos no nos ha llegado materiales completos de ninguna de las dos primeras versiones hasta la revisión de 1939 (donde además su posición en la obra es recolocada en el tercer lugar por El cisne de Tuonela). En 2004 el profesor de la Universidad del Norte de Texas, Colin Davis (no confundir con el director de orquesta británico, curiosamente otro gran sibeliano en su terreno), presentó una reconstrucción del movimiento de acuerdo a los materiales conservados (manuscritos originales y particellas del estreno) y sus deducciones, reconstrucción que ha recibido el beneplácito del mundo sibeliano, y que fue rápidamente grabada.

En palabras del propio Davis (recogidas en el folleto de la grabación de Bis, ver más abajo): "muchas de las pequeñas revisiones que tuvieron lugar antes de la versión publicada en 1954 [la revisión de 1939, que conoció la imprenta muchos años después por la Guerra Mundial], incluyendo la omisión de partes de viento y compases puente entre secciones. Las partes manuscritas muestran más cortes significativos ausentes en el manuscrito, incluyendo una introducción de 32 compases y 76 compases en interior". Davis concluye que esos cortes de las partes pueden deberse a distintas interpretaciones de la pieza, pero sí estarían en el original del 13 de abril de 1896.

La versión comienza con la citada introducción suprimida: unos siniestros acordes del viento, que emulan claramente los de las trompas del primer tiempo (ej. Ia), y presentan el tema de cuatro notas que en la versión original no aparecerá sino más adelante de la primera sección (ej.IIIb, motivo que encuentra su eco en el motivo germinal de El retorno al hogar de Lemminkäinen, en esta versión tal relación se muestra más claramente). Antes de la vuelta del tema de las cuerdas (ej.IIIa) se escucha, como apuntaba el profesor Davis, un pequeño puente donde sólo habrá un silencio en la redacción final. Los cambios de la sección inicial de esta versión respecto a la final son muy pocos y sutiles. En general, a pesar de esos cortes - que en realidad suprimen repeticiones -, esta es la versión original, entre todas las conservadas, menos distante de la final.

Antes de la sección central oímos en esta versión unos nuevos compases de transición, un sorprendente estallido orquestal.

La sección central es más larga, 76 compases extra como mencionábamos, correspondientes a nuevas repeticiones del mágico tema rúnico (ej.IIId). Una de esas repeticiones en esta versión corresponde a una sosegada presentación de la melodía acompañada por el bombo que recuerda mucho a la sonoridad de La ninfa del bosque opus 15, el poema sinfónico estrenado el año anterior a este. Los compases suprimidos corresponden a otra presentación del tema con sonoridades mágicas y caleidoscópicas entre el las maderas y el violoncello que dialogan con distintos fragmentos del tema. Esta fragmentación-reunión de motivos, para Colin Davis tendría una correspondencia programática: la unión de los diferentes fragmentos del cadáver de Lemminkäinen.

El pasaje, que cierra la sección, en sí es hermoso y profundo, aunque ciertamente Sibelius debió pensar que era demasiado reiterativo, y el tema podía perder su fuerza con nuevas prolongaciones.

La reexposición de la sección inicial no tiene aquí ningún cambio fuera de pequeños detalles.

- De El cisne de Tuonela como decíamos no conservamos ninguna de las versiones de 1896 o 1897. Apenas podemos especular que la versión original era algo más larga y quizá menos clara que la final, por lo observado por Richard Faltin en su crítica y otras revisiones paralelas.

- Las dos versiones conservadas de El retorno al hogar de Lemminkäinen son muy similares entre sí, pero contienen importantes diferencias con la final, donde se acorta el movimiento en casi la mitad de duración primigenia.

La similitud entre ambas refuerza la idea de que corresponderían a las versiones de 1896 y 1897 respectivamente, no efectuando los cambios más radicales hasta que Sibelius se planteó la publicación (junto a El cisne de Tuonela). Aunque no es descartable del todo que la segunda versión corresponda a una revisión planificada pero no estrenada. Sin embargo lo más lógico parece ser que cada partitura corresponda a esas dos fechas.

Entre sí el mayor cambio entre estas dos versiones corresponde a la coda, siendo el resto prácticamente idéntico. Respecto a la versión final como decimos sí hay grandes cambios, consistentes principalmente en dos importantes secciones suprimidas: la primera es una exposición distinta de los materiales centrales de la pieza, que antecede a la elaboración que conocemos por la partitura definitiva. La segunda es una sección con materiales desconocidos en la versión final, que Sibelius suprimiría para retomarlos en una obra distinta.

El comienzo de la pieza es virtualmente idéntico, salvo pequeños ajustes de la orquestación y dinámica. Pero pronto se nos muestra los cambios, como decimos significativos: el primer pasaje suprimido es una primera exposición de temas que se repetirán a continuación algo variados. Sibelius eliminó pues esa primera exposición y se quedó con la repetición, aumentando su fuerza al eliminar la reiteración, y cumpliendo la misma función dentro de la pieza. Este pasaje se inicia con una prolongación de los ritmos de cabalgata, ahora más contundentes, el tema de las maderas (ej. IVd) mostrándose más debilitado, al igual que la fanfarria (ej.IVe), que suena también en las maderas. También está presente el tema de la marcha (ej.IVf) brevemente, e incluso algunos elementos de la coda de la versión definitiva. Los distintos motivos aparecen más episódicamente, sin los fantásticos desarrollo sin forma que vendrán después (incluyendo los mágicos acordes del glockenspiel, ej. IVd).

Toda la sección de la versión final aparece tras ese fragmento suprimido, en una forma casi idéntica a la de la versión final, aunque también como pequeños cambios. Al llegar al final de la misma no se llega a la coda... ¡sino a un nuevo tema! Con las mismas sonoridades del resto de la pieza, escuchamos un nuevo material, una pequeña fanfarria y una melodía hímnica, alegre, incluso despreocupada y triunfal.

El material de esta sección, ausente en la versión final, Sibelius lo empleará para un coro masculino con orquesta, "Laulu Lemminkäiselle" ("Un canto para Lemminkäinen") opus 31 nº1 (con texto ajeno al Kalevala aunque hable del personaje), obra que estrenará a finales de ese mismo año. Existe una discusión no resuelta entre expertos sobre cuál fue primero, si el poema sinfónico o el coro. El copista de las partes que se conservan en la colección de manuscrito de la Universidad de Helsinki las tituló "Lied aus «Lemminkäinen»", esto es "Canción de Lemminkäinen", "de" en el sentido de "tomado de", lo que mostraría que el coro fue reelaborado de la obra sinfónica y no al revés. Pero lo cierto es que el coro en sí es una obra acabada y autosuficiente, y las palabras se adecuan a la perfección a la música. Además, el material está muy elaborado en la obra sinfónica, se repite de forma muy literal al del coro.

No acaban ahí las hipótesis: se complican incluso más si tenemos en cuenta otros factores de la historia. Hay quien ha expuesto que el original fue la pieza orquestal, y que el coro se extrajo para convertirse en un quinto movimiento final, fusionado finalmente con el anterior, pero esta teoría es demasiado especulativa. Para Andrew Barnett el material del coro procedería del drama inconcluso "La construcción del barco". Así habría salvado éste y otros temas por su valor, pero no quedó convencido de su unión con el resto de los materiales, y lo suprimió pero también lo trasladó a otra pieza. Es cierto que tras la supresión del pasaje todo parece más cohesionado y coherente. Quien les escribe estas líneas se suma a esta última hipótesis, dado que explicaría la cercanía entre poema sinfónico y coro, y además el por qué no fue suprimido ya en la primera revisión de la pieza de 1897 (siendo el coro estrenado unos meses antes, entre ambas versiones de El regreso al hogar de Lemminkäinen.

La coda de esa primera versión es muy simple, nada más que una suspensión del movimiento y la cadencia plagal. Para la primera revisión optó por una coda más elaborada, que enlaza directamente con la final, pero con varias diferencias, incluyendo la ausencia del tempo Presto con la que termina la versión publicada.


"Lemminkäinen llegando al lago" de Robert Ekman

Discografía

Como otras muchas de las versiones originales y otras partituras inéditas de Jean Sibelius, las cuatro redacciones ejecutables de Lemminkäinen opus 22 (una de Lemminkäinen y las doncellas de la isla, otra de Lemminkäinen en Tuonela y dos de El retorno al hogar de Lemminkäinen) han sido registradas por Osmo Vänskä al frente de la Sinfónica de Lahti para el sello sueco Bis.


De 1999 data las primeras grabaciones (BIS-CD-1015), que incluían la obra en su versión final, el primer y el último movimiento en sus versiones originales, además de la coda final de 1897 de El retorno a casa de Lemminkäinen y una transición de Lemminkäinen en Tuonela (Colin Davis aún no había efectuado su reconstrucción). La segunda versión del último poema sinfónico en realidad se grabó en su integridad, aunque no apareció hasta el correspondiente volumen de la Sibelius Edition.

La reconstrucción de Colin Davis de Lemminkäinen en Tuonela se registró en enero de 2005, y apareció en un disco de 2006 con el título "Seriously Sibelius" (BIS-CD-1485), con versiones originales de otras piezas y sensacionales interpretaciones en general.


Las cuatro grabaciones completas fueron incluidas finalmente en el primer volumen de la

Sibelius Edition, la integral de los poemas sinfónicos del autor incluyendo las versiones originales conservadas.

La calidad interpretativa es magnífica, y el conocimiento de la orquesta y de Vänskä de Sibelius es absoluto, difícilmente superable, y por supuesto estos registros no son una excepción. Pero existe un problema en el caso de las tomas de 1999, al parecer debidas al procesamiento digital del sonido - un experto nos podría precisar mejor el problema -, que hace que todo el disco, incluyendo las tres versiones mencionadas (excepto la de Lemminkäinen en Tuonela por tanto), suene ligeramente distorsionado. Soportable pero molesto, sobre todo teniendo en cuenta lo sensacional de la interpretación y la ausencia de alternativas. El problema se repite en la Sibelius Edition: manifestamos aquí sentirnos muy defraudados por el hecho de que no se decidiera hacer una nueva grabación para la ocasión que enmendara la falta.

Con todo, tenemos que recomendar la grabación porque, como hemos dicho, no existen alternativas, y los sibelianos más inquietos sin duda querrán conocer la obra.


Versiones de Lemminkäinen y las doncellas de la isla, y El retorno a casa de Lemminkäinen:
Interpretación: 9, • Sonido: 4 • Estilo: 9,5

Versión de Lemminkäinen en Tuonela:
Interpretación: 9,5 • Sonido: 9 • Estilo: 9,5
______________________


En nuestro próximo post finalizaremos esta extensa serie sobre Lemminkäinen opus 22 con la dicografía de la obra.

Capítulo siguiente (y 9): discografía

No hay comentarios:

Publicar un comentario