jueves, 6 de diciembre de 2012

4º aniversario del blog + Día de Finlandia

El mes de diciembre siempre es muy especial para este blog. Por una parte hacemos honor a dos grandes conmemoraciones: el Día de Finlandia, fiesta nacional del país nórdico, que celebra su independencia, como el propio aniversario del nacimiento de Jean Sibelius. 

Por otra parte celebramos el cumpleaños del mismo blog. Ya son cuatro años desde que iniciamos esta arriesgada aventura para acercar el interés y las investigaciones propias de la música, la figura y todo lo que la rodea, de Sibelius a todos aquellos que mostraran también interés en el genio del lejano país. Desde luego, echando la vista atrás reconocemos que a pesar de todos los fallos y lagunas que todavía hay, algo hemos logrado ya a estas alturas, y aún existe impulso para proseguir con el ardua labor. Esperamos que ese interés no decrezca tampoco en nuestros lectores, los habituales, los ocasionales y aquellos que conocen "Sibelius en español" por vez primera.

Ya hemos hablado en otras ocasiones del Día de la Independencia en el país del hielo blanco y el cielo azul. Aprovecharemos esta oportunidad para presentar una pieza patriota que sin duda hoy sonará en varios lugares de Finlandia. Se trata de la Marcha del Batallón Jäger Finlandés opus 91a, una pieza muy relacionada con los hechos en torno a la independencia en 1917 del estado nórdico

Primera Guerra Mundial. El citado batallón nórdico consistió en un grupo de voluntarios del neutral Gran Ducado de Finlandia (aunque nominalmente, como parte del Imperio Ruso, no lo era) que cruzaron ilegalmente la frontera con Suecia para unirse al ejército alemán en su lucha contra los rusos. En agosto de 1917 un concurso entre los soldados fue organizado con el objetivo de encontrar un himno al batallón: el premio recayó en Heikki Nurmio. En secreto para evitar problemas políticos, el texto fue musicalizado por Sibelius, y el coro estrenado el 23 de octubre.


Escudo de armas de Finlandia, creado c.1580
La primera versión, editada anónimamente (aunque al final de la pieza, como indicativo, se recogía la fecha de nacimiento del autor), consistía en una partitura para piano con el texto escrito encima, de esta forma se podría interpretar por cualquier agrupación coral al unísono (o incluso a una sola voz) y piano, y con la posibilidad de tocarse al piano solo, aunque en principio la de coro masculino con piano es la formación preceptiva. 

La pieza tuvo una gran difusión fuera del batallón, y pronto se convirtió en un verdadero himno popular de claro signo nacionalista. Cuando la Guerra Civil estalló unos meses después, la marcha se convirtió en el himno de los "blancos", que se posicionaban en una línea política conservadora y fiel a la alianza con Alemania. La guerra horrorizó a Sibelius, como a tantos de sus compatriotas, pero claramente se alienaba en contra de los "rojos". Cuando la victoria llegó en manos del general Mannerheim para los "blancos", Kajanus preparó un concierto en la Universidad de Helsinki (14 de abril) para celebrar la ocasión histórica. El propio Sibelius dirigió en él la versión orquestal de esta música, versión que había completado recientemente (en paralelo con la de piano, esta redacción permite su interpretación para cualquier coro o voz sola con orquesta, o la versión instrumental, aunque la versión indicada es la de coro masculino y orquesta).

Musicalmente no estamos ante una gran obra, ni podemos afirmar que es uno de los grandes coros del autor, aunque parece innegable su fuerza y la contundencia de su melodía belicosa y pegadiza (lejos de las amables marchas "cívicas" que encontramos en otras obras sibelianas). En cualquier caso por su fama y popularidad desde luego debe tenerse muy en cuenta.

A continuación presentamos en el texto castrense de Nurmio (sin una especial trascendencia poética, como es de esperar), junto con una traducción a nuestro idioma:

Syvä iskumme on, viha voittamaton,
meil' armoa ei kotimaata.
Koko onnemme kalpamme kärjessä on,
ei rintamme heltyä saata.
Sotahuutomme hurmaten maalle soi,
mi katkovi kahleitansa.
Ei ennen uhmamme uupua voi,
kuin vapaa on Suomen kansa.
Ei ennen uhmamme uupua voi,
kuin vapaa on Suomen kansa.

Kun painuvi päät muun kansan, maan,
me jääkärit uskoimme yhä.
Oli rinnassa yö, tuhat tuskaa,
vaan yks' aatos ylpeä, pyhä:
Me nousemme kostona Kullervon,
soma on sodan kohtalot koittaa.
Satu uusi nyt Suomesta syntyvä on,
se kasvaa, se ryntää, se voittaa.
Satu uusi nyt Suomesta syntyvä on,
se kasvaa, se ryntää, se voittaa.

Häme, Karjala, Vienan rannat ja maa,
yks' suuri on Suomen valta.
Sen aatetta ei väkivoimat saa
pois Pohjolan taivaan alta.
Sen leijonalippua jääkärien
käsivarret jäntevät kantaa,
yli pauhun kenttien hurmeisten
päin nousevan Suomen rantaa. 
______________

Nuestro golpe es profundo, inconquistable el odio,
oh, patria, no tenemos piedad. 
Toda nuestra suerte está a punto en nuestras espadas,
nuestro seno no puede descansar.
Nuestro conmovedor grito de guerra resuena por la tierra
que no romperá sus lazos.
No nos cansaremos de batallar
hasta que el pueblo finlandés esté libre.     

Cuando todos los otros pueblos inclinen sus cabezas
nosotros, los Jäger, seguiremos creyendo.
Era noche en nuestro seno, un millar de males,
pero había un pensamiento orgulloso y sagrado.
Nos alzaremos en venganza de Kullervo [*],
es bueno exprimir el destino de la guerra.
En Finlandia una nueva leyenda está naciendo,
creciendo, apresurándose, ganando. 

Las playas y la tierra de Häme, Karelia y Viena [**]
son todas un gran poder finlandés.
Su fuerte pueblo no puede desechado
entre los cielos del norte.
Nuestros musculosos brazos llevan
su bandera del león [***]  
sobre el rugido del campo de batalla
hacia la orilla de la naciente Finlandia. 
  ______________

[*] El trágico antihéroe del "Kalevala" . Ver su historia en el siguiente enlace
[**] Regiones de la Finlandia histórica, que designan simbólicamente el sur, el sureste y el este del país.
[***] El escudo de armas de Finlandia.
 ______________

La obra tiene innumerables grabaciones y ha conocido infinidad de interpretaciones, pero hemos elegido el siguiente video de una interpretación reciente, nada menos que desde el mítico Festival de Lahti, con el coro YL dirigido por Pasi Hyökki y la Orquesta Sinfónica de Lahti dirigida por su nuevo titular, Okko Kamu, llenos como es natural del orgullo nacional y el amor hacia la música de su más brillante compositor:


 

3 comentarios:

Efren Acevedo dijo...

Desde todo punto de vista es encomiable tu trabajo, no sólo por la constancia y el fervor (...la pasión) con que lo has desarrollado, sino tambien por lo exhaustivo de tus análisis. Verdaderamente todo este monumental trabajo merece ser publicado como un libro, para el deleite de todos los que de alguna manera hemos pretendido acercarnos al genio y la figura de Jan Sibelius

Humildemente quiero hacerte llegar mis más sinceras felicitaciones

¡¡¡Bravo!!!

vsb dijo...

Mil felicidades al son de los cazadores... No hace falta repertir la extraordinaria importancia de este trabajo y que el autor comparta su sapiencia en el tema con todos nosotros. Larga vida, pues y adelante! De nuevo, muchas felicidades.

David Revilla Velasco dijo...

Muchas gracias a ambos por vuestras palabras, desde luego que los ánimos que transmiten ayudan mucho en esta iniciativa. Aquí seguiremos intentando hacerlo lo mejor posible y homenajear al gran maestro.