miércoles, 11 de julio de 2012

Grabaciones sibelianas para tiempos de crisis

No hay duda de que no estamos en un buen momento para recomendar gastar una parte de nuestros ahorros en música, temiéndonos además que el mundo de la discografía precisamente no va a ser un sector que se libre de recortes y subidas de impuestos... 

Pero siempre existen soluciones. Aparte de nuevos recursos tecnológicos, si seguimos la tradición de adquirir nuestros discos en la tienda de toda la vida (o en tiendas on-line), existe la posibilidad de hacernos con unas cuantas grabaciones de las grandes obras de Jean Sibelius, en especial las sinfonías, los poemas sinfónicos, el Concierto, etc., a un precio razonable o incluso mínimo. 

Algunas de esas grabaciones ya las hemos comentado en su momento. Por ejemplo, podemos encontrar las míticas sesiones de Paavo Berglund, uno de los mejores intérpretes sibelianos, para EMI en cuatro dobles CDs de EMI, incluyendo las sinfonías con la Filarmónica de Helsinki, poemas sinfónicos, música incidental, Kullervo, etc. a un precio realmente sorprendente (unos 12 euros cada estuche). Estos ocho discos ya sirven para formar una pequeña pero buena biblioteca sibeliana.




Por un poco más encontramos al más que solvente Colin Davis con las sinfonías, el Concierto, y un par de regalitos más en la serie Philips Duo, que sigue viéndose en las tiendas (recientemente reeditado en Decca por un estuche cuáduple a 25 euros). Por unos 24 euros podemos encontrar la excelente integral de sinfonías combinada entre Herbert von Karajan y Okko Kamu (en las tres primeras) para Deutsche Grammophon.

Pero para este post voy a destacar dos recientes adquisiciones que me han sorprendido por su increíble relación entre calidad y precio.

En primer lugar mencionamos la integral sinfónica de Sakari Oramo dirigiendo la Orquesta de la Ciudad de Birmingham, un dúo orquesta inglesa - director finlandés que repite el de un par de décadas antes con Berglund. El entonces muy joven Oramo (las grabaciones son de 2000 a 2003, en Erato-Warner Music, que aparecen ahora en una sola caja) tiene un perfecto control de la orquesta, mucho estilo y en muchas ocasiones una inusitada profundidad. Siendo sinceros, existen un veintena de integrales mejores (aunque también peores) que la de Oramo, pero si tenemos en cuenta que los cuatro discos (que incluyen registros más que competentes de Finlandia, Karelia, La Hija de Pohjola, El Bardo y Tapiola) se venden a un precio de unos 20 euros, la oferta escala considerablemente en la lista de prioridades. Lo dicho. Si desean una integral digna y suficiente, con algunos momentos brillantes, y por precio ridículo, esta es su opción (mucho mejor, por ejemplo, que el pack de Brilliant con Segerstam).


La segunda recomendación es un caso aún más alucinante de relación entre calidad y precio, porque en este caso la calidad interpretativa y estilística nos refiere a la "gama alta" de la discografía con un precio de serie económica (8 euros por disco). Se trata de los dos discos del sello "salvavidas" Naxos protagonizados por Petri Sakari dirigiendo a la Orquesta Sinfónica de Islandia, en grabaciones de allá por 1997-2000, y dedicados a los poemas sinfónicos de nuestro genio.



En el primer disco encontramos sensacionales grabaciones de La Hija de Pohjola, Las Oceánidas, Tapiola, En Saga y El Bardo; en el segundo Lemminkäinen al completo, junto a Finlandia y la suite Karelia. La interpretación es generalmente buena, con algunos extremos realmente magistrales (atentos especialmente a unos excepcionales En saga y Tapiola, de lo mejor oído en disco), aunque en ciertos momentos la orquesta no da la talla por falta de pericia de alguno de los profesores. Y por supuesto, unos criterios estilísticos perfectos, con una fuerza telúrica y una luz y oscuridad nórdicas que convierten estas modestas producciones en grabaciones de referencia.

Lo único lamentar es no haberlas conocido antes por parte de quien les escribe, influenciado por una Segunda Sinfonía del mismo director nada destacable. Pero ahora rectifico mi error y les recomiendo más que vivamente estos dos discos, esperando escuchar próximamente el ciclo sinfónico completo con los islandeses...

En fin - y hablando de Islandia -, que para el aficionado sibeliano son muchas las oportunidades de hacerse con buenos discos a bajo precio. Nada nos podrá quitar ese placer, ni aun cuando la oscuridad parece cubrirlo todo como sucede en las proximidades del Círculo Polar, en algún momento tendrá que volver la luz...

3 comentarios:

vsb dijo...

Tienes alguna referencia sobre el ciclo de las sinfonías también de NAXOS en el que Adrian Leaper dirige a la Filarmónica de Bratislava (si no me equivoco)?

Gracias por las recomendaciones y que el arte nos redima de la que nos cae.

David Revilla Velasco dijo...

Pues resulta que mi primera disco con la Primera y la Sexta de nuestro compositor (y en total mi tercer disco sibeliano) pertenecía a ese ciclo de Leaper.
Aunque en su momento lo disfruté mucho, con más conocimiento y audiciones de otras versiones se ha quedado en el fondo de mi estantería. Supongo que simplemente cumple. De Naxos estoy seguro ahora que la integral de Sakari tiene que estar muy bien (por lo menos).

vsb dijo...

Yo tengo la segunda y la séptima. La segunda me parece correcta, de buenos ritmos, si bien le falta brillo (quizás sea la orquesta). La séptima me parece superior, bastante concentrada y más cromática.