miércoles, 23 de febrero de 2011

Segunda Sinfonía en Re Mayor opus 43 (1901-02): (y 8) Discografía (y 3)




La Real Orquesta Filarmónica
Charles Mackerras
CENTURION MUSIC (1993)


Mackerras se une a la tradición británica de la interpretación sibeliana. En esta versión hay muchos puntos positivos, si bien es bastante correcta, no logra sin embargo destacarse especialmente por encima de otras. El director de las islas crea una obra muy unificada e uniforme, sin dramatismos ni teatralidad, aunque se torna un poco pálida en ocasiones, acentuado el aspecto más triste de la obra.

El primer tiempo es nervioso y de grandes contrastes, de una acertada monumentalidad y especial prestancia de los metales. El segundo es sobrio, sin sentimentalismos y de nuevo de buenos contrastes tímbrica, sin dejarse llevar nunca por los momentos más intensos. El tercero cumple aunque le falte algo de ritmo, sin embargo se incide de nuevo en el color, con unos timbres especialmente hermosos. Para el cuarto movimiento Mackerras vuelve a los mismos presupuestos del inicial, cerrando con brillantez el ciclo de esta sinfonía, destacando muy especialmente, como decíamos en general, los aspectos más melancólicos sobre los solemnes.

Interpretación: 6,5 Estilo: 6,5 Sonido: 7





Orquesta Sinfónica de Londres
Colin Davis
RCA Red Seal-BMG (2003)


La segunda grabación de Davis, a pesar de su directo no tiene la frescura y el acabado de la primera. Davis parece basarse más en la tradición británica (Barbirolli) que en su propia y genial intuición de Sibelius. Fraseos amplios y poco contrastados y poca tensión rítmica en una lectura más bien romántica o incluso mística (parsifaliana), que se fantasea y se aparta de las intenciones del autor. Sin embargo tiene una gran profesionalidad y un sonido bello, en general muy bucólico, aunque haría falta algo más que eso para destacar esta grabación entre las mejores. Educada y refinada, pero falta de la implicación personal.

El Allegretto camina muy relajado y un tanto tímido, contemplativo y algo parsimonioso. El Andante transforma el drama en una melancolía infinita, callada e inexorable. Excelente la sección de la cuerda. El Scherzo parece un poco cansado, aunque se beneficia del lirismo del trío. El Final tiene muy poca fuerza, parece más una "derrota honrosa" que una victoria, y acaba siendo demasiado ceremonial Si apuestan por Davis, remítanse a la versión con la Sinfónica de Boston.

Interpretación: 6,5 Estilo: 6,5 Sonido: 8





Orquesta Sinfónica de Gotenburgo
Neeme Järvi
BIS (1984)


Neeme Järvi conoce bien estilo sibeliano, algunas de las antiguas grabaciones para BIS son realmente formidables, aunque tengan algún fallo técnico tanto en la interpretación como sobre todo en la toma de sonido. Esta grabación en concreto se puede calificar de sobresaliente, elegante e insinuante, mágica, oscura y luminosa al mismo tiempo... pero le falta algo de garra y refinamiento. Puede conquistar al oyente sensible si no conoce otras grabaciones de lo obra: no está entre las grandes, aunque sí merece bastante la pena (mucho más que la más reciente para Deutsche Grammophon). Simplemente aconsejable.

El primer tiempo está llevado con transparencia y fascinación, ritmo agitado y siempre un acertado estilo. El movimiento lento explora lo insondable, lo misterioso, tiene gran pasión y un colorido oscuro y misterioso. El tercer tiempo tiene su punto álgido en la fuerza del scherzo, agitado y casi diabólico, pero también en el romanticismo del trío. El cuarto tiempo se mueve con gran solemnidad y nobleza, con perfectos claroscuros y momentos arrebatadores.

Interpretación: 6,5 Estilo: 7 Sonido: 6





Orquesta Sinfónica de Londres
Pierre Monteux
RCA VICTOR (1959) (no disponible en CD)


Monteux ha leído bien la partitura de esta Segunda Sinfonía, es siempre respetuoso con los tempi (aunque con tendencia a la lentitud), y le imprime una sonoridad romántica, incidiendo especialmente en lo más lírico y heroico de la misma. Pero el director franco-americano no conecta con la espiritualidad oscura de Sibelius, y no llega a profundizar en su misterio. La idea tímbrica es antigua en general, romántica, aunque sin falsificar la partitura (en ocasiones el director intuye el timbre sibeliano, como sucede en pasajes en pizzicato del primer tiempo, o la tuba y los bajos en general en el Finale), pero en cualquier paso no pasa de ser una interpretación correcta y apreciable, que se disfruta pero que no llega a calar en el oyente.

El primer movimiento suena plácido y sereno, aunque sabe agitarse cuando lo demanda la partitura, pastoral con algún acento bravo y aguerrido, y con momentos ciertamente grandiosos y apasionados. Sin ninguna exageración en cualquier caso, careciendo sin embargo de una identificación de Monteux con el drama subyacente. El segundo tiempo comienza con un tempo correcto pero sin el correcto rubato, lo que nos transmite una imagen vacilante y fantasmal. Desde ese comienzo se intuye el resto del tiempo: educado y equilibrado, pero sin ver sus posibilidades expresivas, dejando más bien una sensación triste y apagada antes que trágica, melancólica antes que fúnebre y religiosa. El tercer tiempo es algo frío, de con cierta frialdad diplomática, mientras que el trío recoge algo de la belleza pastoral del primer tiempo. Desde la transición hasta la llegada del tema principal del cuarto tiempo hay una apuesta decidida por la grandeza y lo heroico, uno de los mejores momentos - junto con algunos del primer tiempo - de esta interpretación. El resto del tiempo transcurre positivamente entre esa grandiosidad y un acertado lirismo, con momentos realmente apasionados, aunque se percibe constantemente la falta de profundidad.

Interpretación: 6,5 Estilo: 6 Sonido: 6 (vinilo)





Orquesta Sinfónica de Utah
Maurice Abravanel
Audio DVD
SILVERLINE CLASSICS (1977, 2003)


El director sefardí (y suizo-americano) Abravanel, no es demasiado conocido hoy en día (aparte de ser mencionado como el primer director en grabar la integral sinfónica de Mahler), y quizá sea necesario reivindicarle. Realizó con la orquesta de Utah un buen ciclo sinfónico, disponible (aunque difícil de encontrar) en formato de DVD audio, lo que es de consideración. El sonido en efecto es excelente (gracias en gran parte al soporte, por supuesto, aunque la grabación en sí tenga unas décadas ya).
Esta cuanto a la interpretación propiamente dicha en general se puede considerar muy correcta. Todo está en su sitio, con precisión relojera, pero al mismo tiempo hay cierta frialdad, pecando gravemente de falta de entusiasmo, sin grandes contrastes dinámicos y una sensación total de no implicación de director y orquesta en la obra.
El Allegretto es algo lento, el Andante suena algo vacío, y más triste que realmente trágico. En el Scherzo se siente esa misma falta de fuerza, y de incluso lirismo en el trío, extrañamente en staccato. En el Finale encontramos el mejor momento de esta grabación, algo más emocional que el resto y con instantes majestuosos.

Interpretación: 6,5 Estilo: 7 Sonido: 9,5





Orquesta Sinfónica de Berlín
Kurt Sanderling
BERLIN CLASSICS (1974, 1996) - BRILLIANT (2002)


Una grabación irregular, que sitúa a Sibelius en la tradición centroeuropea perdiendo bastante de sus singularidades. Sugiere algo de desgana y de poca identificación con el autor, aunque el director alemán sea sin duda un intérprete formidable. Como resultado tenemos un registro interesante en cuanto lo interpretativo (con algunos fallos notables de entonación en los metales sin embargo), pero ajena al mundo sibeliano. El timbre es bastante romántico y aglutinado, no del todo adecuado para Sibelius excepto quizá en esta sinfonía, por eso la dirección de Sanderling no se resiente tanto como en otras obras de su ciclo. Lo más positivo ante la comparación con otras es su escasísimo precio en la edición de Brilliant.
El Allegretto es tranquilo, con cierta solemnidad. En el segundo movimiento suena muy cercano a los adagios brucknerianos, aunque sin el tremendismo del músico austriaco (lo cual no hubiera venido nada mal a la pieza desde este enfoque, que queda por tanto algo pálido). El Scherzo se pronuncia con corrección - aunque poco más podemos decir que eso - mientras que la transición se ve un tanto desaprovechada. El movimiento final en cambio se convierte en lo mejor de esta grabación, mayestático y hondo.

Interpretación: 6,5 Estilo: 5 Sonido: 6,5




Orquesta Sinfónica Nacional Danesa
Leif Segerstam
CHANDOS (1990-92) - reeditado a precio económico en BRILLIANT


En su primer grabación, para Chandos, Segerstam muestra a la vez su conocimiento del correcto estilo sibeliano que una imposición de su fuerte personalidad romántica, lo que va en detrimento de lo primero. Su grabación es de trazo grueso pero monumental, con fuerza y nerviosismo pero también lejos de las intenciones del autor para con esta sinfonía, que se desdibuja entre visiones demasiado amplias y apagadas. Una versión recomendable por su bajísimo precio en su edición, con todas las sinfonías del autor finlandés.

El primer movimiento es de timbres amplios y pastosos, pero bien colorísticos e impetuosos, aunque la orquesta en ocasiones suene un poco fría. El Tempo Andante suena demasiado lento y distante, pero hay espacio para el nerviosismo bien plasmado del compositor y el dramatismo que requiere este movimiento. El tercer tiempo es poco ágil, con un trío de penetrante lirismo. El Finale es solemne sin ser mayestático, de nuevo un poco frío. En el final del movimiento se llega a una mayor emoción por su exploración de sentimientos encontrados.

Interpretación: 6 Estilo: 6,5 Sonido: 7





Orquesta de la Suiza romance
Ernest Ansermet
DECCA (1963)


Una versión muy curiosa y valiente de esta sinfonía nos la proporciona el suizo Ernest Ansermet, que le da a la partitura un extraño color mediterráneo, reivindicando el sol italiano bajo el cual fueron compuestas muchas de sus notas. Una versión muy colorista y pastoral, con notable sensibilidad. Pero a cambio, como viene siendo habitual poco conocimiento del estilo: algunas gesticulaciones muestran la falta de idioma de la orquesta para con Sibelius, que incluso comete varios fallos evidentes y que en general es algo farragosa.

El Allegretto destila frescura y buen ánimo, y un buen dinamismo rítmico. El movimiento lento es más triste y melancólico que trágico, y muchas veces se arruga en sí mismo. El tercer movimiento un tanto pesado no parece entenderse muy bien con su gesto ampuloso (y algunos errores), mientras que el movimiento final destila gran colorismo de nuevo y un sonido casi debussyano se deja escapar en algunos puntos. Una interpretación cuando menos a reseñar, "otro Sibelius" que los aficionados deberían al menos escuchar, aunque no puede rivalizar con otras grabaciones mucho mejores.


Interpretación: 6 Estilo: 3 Sonido: 6




Orquesta Sinfónica de Gotenburgo
Neeme Järvi
DEUTSCHE GRAMMOPHON (2005)


Para su segunda integral con Deutsche Grammophon, Järvi decidió desquitarse de su mal sonido en la serie de los 80 en BIS y dio enfoque preciosista pero en exceso meloso, buscando más el brillo tímbrico que la fuerza dramática, con un sonido precisamente colorístico hasta el frenesí, casi amanerado en ocasiones. La orquesta suena muy limpia, pero al mismo tiempo como cansada de tanta dulzura, empalagada.

El primer tiempo adolece de esta falta de fuerza, como el segundo, demasiado lento, que apenas tiene sensación de progreso, la música pasa, no evoluciona. El scherzo parece desmayado, el trío no cumple su función y apenas contrasta. Y el final aparece inapetente, transcurriendo aburrido, con una coda parece no llegar nunca. A pesar de todo el director estonio tiene mucho oficio, y aunque no lo parezca aquí, mucho amor por Sibelius. Por ello, este registro sobre todo decepciona, y debe olvidarse rápidamente.

Interpretación: 6 Estilo: 6,5 Sonido: 8,5





Orquesta Sinfónica de Pittsburgh
Lorin Maazel
SONY (1995)


La interpretación de Maazel ha mejorado considerable con el tiempo después de las tan difundidas grabaciones de los 60 (ver más abajo), ya completamente caducadas, abandonando el estilo decadentemente romántico de su registro por un sonido mucho más estilístico (aunque sin llegar a él realmente), más próximo a la manera anglosajona de tomar a Sibelius (de grandes semejanzas de hecho con el Sibelius de Colin Davis). La versión de esta sinfonía en particular no es ni buena ni mala, aséptica y sin emoción pero con un mayor cuidado por la belleza del timbre. La orquesta en sí tiene un sonido limpio y cuidado (en especial las cuerdas), aunque comete más de un error en las entradas.

El Allegretto está llevado con lentitud y cierta laxitud y parsimonia, con una curiosa determinación de llevar en staccato gran parte de la música, incluso la que no está indicada así. El Andante suena cansado y apagado, frío y distante. Lo mismo podíamos decir del Vivacissimo, que tiene poco sentido del ritmo. En Allegro moderato suena lírico y amable, aunque adolece de la misma falta de fuerza. Una versión en suma que sin ser mala tiene poco que añadir a otras mejores. Es rara y por el momento no está disponible en precio económico, así que mejor olvídense de lo que acaban de leer.

Interpretación: 6 Estilo: 4,5 Sonido: 7





Orquesta Sinfónica de Islandia
Petri Sakari
NAXOS (1997)


Petri Sakari, un notable director finés embarca hacia la tierra del hielo y del fuego para una integral muy respetable con el sello Naxos. De vuelta de Islandia nos deja esta interpretación algo brusca y tosca, con más de una pifia en una orquesta que desde luego no es de las mejores del mundo, pero con un gran sentido del estilo, muy nórdico como es natural, y un gran amor por el autor. Una interpretación que gana muchísimo viendo su precio de venta, y que el sibeliano que no quiera invertir mucho en discografía no debe dudar que sea una buena opción. Peores cosas a un precio desorbitado podemos encontrar, como pueden leer en las críticas anteriores y posteriores.

El primer tiempo cuenta con un buen sentido del ritmo sibeliano, nervioso y tenso, aunque no se acierta del todo con los colores tímbricos. En el segundo hay una incontestable fuerza volcánica en los momentos más dramáticos, aunque algo desequilibrado. El scherzo parece perdido y descoordinado, además de lento, aunque un buen trío lo compensa algo. El final, tras una transición un poco desastrosa, tiene grandes puntos a favor, como su pasión y la distinta coloración atmosférica de sus pasajes, dando una sensación muy pictórica al conjunto con algún pasaje muy a destacar. Lo dicho: si quieren calidad, busquen en los discos anteriores. Si quiere un buen precio, esta no es una mala opción.

Interpretación: 6 Estilo: 7 Sonido: 6,5




Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Birmingham
Simon Rattle
EMI (1984, 2007)


Una decepción absoluta. Una versión muy floja de la que no merece comentar gran cosa: la toma de sonido y la acústica ni siquiera son buenas a pesar del sello, y a pesar del bajo precio, no merece la pena habiendo otras muchas posibilidades (Sakari, Sanderling, Segerstam, y sobre todo Colin Davis, Berglund y Barbirolli en serie económica).

Interpretación: 3,5 Estilo: 5 Sonido: 5,5





Orquesta Filarmónica de Viena
Lorin Maazel
DECCA (1964-68)


Ya hemos hablado
alguna de vez de la interpretación desfasada, aburrida, homogeneizadora y sin color de Lorin Maazel. Así es, a pesar de la fama que ha tenido durante décadas. Esta serie es el anti-Sibelius por excelencia, quizá junto a la de Rodezhsvensky que comentaremos a continuación. Y aunque esta interpretación en particular constituye de lo mejor de su ciclo, no por ello podría ser una interpretación a destacar por su enorme distancia al mundo y a la orquesta del maestro nórdico. Más bien parece en ocasiones una sinfonía de Brahms. Poco más se podría añadir excepto que no merece la pena adquirir esta grabación salvo por un inmenso interés en la historia de la discografía, falta absoluta de información o una fiebre ocasional.

Interpretación: 3 Estilo: 2 Sonido: 5,5





Gran Orquesta Sinfónica de la Radio-Televisión de Moscú
Gennadi Rozhdestvensky
MELODIYA (1977)


Bajo un enfoque excesivamente romanticista y ultrachaikovskyano, esta segunda resulta completamente fallida, faltando su monumentalidad y en cambio cayendo bajo la órbita de una sensiblería poco oportuna para la pieza. Descartable a más no poder.

Interpretación: 2,5 Estilo: 2 Sonido: 5




4 comentarios:

Jorge dijo...

¿Y Bernstein?; ¿y Karajan? ojala pudieran comentar algunas de sus grabaciones, gracias

David Revilla Velasco dijo...

Hola Jorge, las grabaciones de Karajan y Bernstein están comentadas en los post anteriores: http://sibeliusencastellano.blogspot.com/2011/01/segunda-sinfonia-en-re-mayor-opus-43_12.html

http://sibeliusencastellano.blogspot.com/2011/02/segunda-sinfonia-en-re-mayor-opus-43.html

Anónimo dijo...

Ante todo, debo felicitarle por si magnífico trabajo, muy impresionante.

Dicho esto, me gustaría preguntarle si conoce la grabación de Dudamel, y, si es así, qué le parece.

Mil gracias.

David Revilla Velasco dijo...

Conozco la grabación, y la tengo en mi lista de próximas adquisiciones. Por lo que he leído es una interpretación cuando menos interesante, aunque Dudamel no sea especialista en el autor sin duda que merecerá la pena. Daré cuenta de ello en cuanto tenga el disco.
Un saludo.